fbpx

¿Qué es una empresa o emprendimiento FinTech?

Todo parece indicar que la revolución FinTech, más que esperada en Latinoamérica, llegó para democratizar un rubro históricamente aislado y atrasado.

Seguramente habrás escuchado este término que viene sonando cada vez más fuerte y gracias al cual, tarde o temprano, tendremos un impacto positivo en nuestra vida cotidiana.

En los últimos años la tecnología no ha dejado ningún aspecto de lo diario sin ser modificado. ¡Por suerte!

Hace 15 años atrás tener teléfonos con pantallas táctiles era algo de película. Mirar a demanda series por nuestros televisores era impensado. Lo mismo que recibir por delivery en menos de 30 minutos cualquier producto que querramos pagando menos de un dolar.

Es innegable el hecho de que las tecnologías han hecho lo propio en el mundo financiero, un rubro que venía atrasado y que no había evolucionado casi nada en las últimas décadas.

Nacimiento del término

El mágico término FinTech de allí viene: de la unión de dos mundos que hasta poco tiempo atrás parecían completamente alejados, casi imposibles de unir, como el agua y el aceite. Uno de los escenarios históricamente más burocráticos, arcaicos y lentos como es el financiero, y el polo opuesto: la tecnología. La que avanza a velocidades inimaginables, sin pedir permiso.

Pero esto cambió.

Cambió y en el tiempo reciente han florecido innumerables emprendimientos y empresas que están revolucionando el mercado. Modificando por completo nuestros hábitos. Dándonos mayores y mejores herramientas. Brindándonos facilidades. Haciéndonos ganar tiempo, ahorrar dinero, y darnos libertad.

La tecnología financiera, Fintech, es una industria económica compuesta por compañías que utilizan la tecnología para hacer que los servicios financieros sean más eficientes. En general, compañías nuevas, fundadas con el propósito de romper los sistemas financieros tradicionales de manera innovadora y disruptiva.

Fuerte avance en la región

En nuestra región han surgido pequeñas y grandes soluciones como MercadoPago, Nubank, Afluenta, Moni, Ripio, entre muchas otras.

Los estudios más recientes en la región arrojan una proliferación significativa. El top 5 es el siguiente:

  1. Brasil. 380 compañías, 33% de Latam.
  2. México. 273 compañías, 23% de Latam.
  3. Colombia. 148 compañías, 13% de Latam.
  4. Argentina. 116 compañías, 10% de Latam.
  5. Chile. 84 compañías, 7% de Latam.

Pero no nos quedemos con la foto. Esta es una película vertiginosa del que nadie quiere quedarse afuera. Es una industria que mueve cientos de millones de dólares mes a mes, y a diario surgen nuevos startups listos para romper los moldes.

Como siempre en la historia, al comienzo el cambio fue resistido. Hoy los bancos, por ejemplo, son los primeros que salen a renovarse con aplicaciones con experiencias de usuario mejoradas, o a formar alianzas con emprendimientos que se mueven a una velocidad que ellos no pueden. Todo para no quedarse afuera.

¡No se puede tapar el sol con la mano!

Y todo parece indicar que la revolución FinTech era más que esperada en Latinoamérica, ya que dentro del top 15 de países con mayor adopción de estas soluciones, contamos con 6 exponentes. Con porcentajes de adopción superior a países que suelen estar un paso adelante en esta materia como por ejemplo Estados Unidos, Suiza y Alemania.

Un mundo amplio.

En la actualidad el término engloba una variedad de actividades financieras diversas, como transferencias de dinero, depósito de un cheque con su teléfono inteligente, tarjetas para los no bancarizados, criptomonedas, micro-prestamos, inversión, neobanks, recaudación de fondos para un negocios o administración de sus inversiones, generalmente sin la ayuda de una persona.

Más allá de estas propuestas de valor, que cada día son más diversas, completas y variadas, la filosofía en todos es la misma. Llegaron para democratizar un rubro que históricamente se encontraba aislado y concentrado en pocas manos.

¡Bienvenida la revolución Fintech!

1
¡Hola! 👋
¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by